“Convoquemos de manera amplia para noviembre en Bogotá, a una Asamblea Ciudadana por el Sí a la Paz y la Reconciliación en Colombia”.

Carta abierta de Angelino Garzón 

Bogotá D.C, 17 de Mayo de 2016

“Convoquemos de manera amplia para noviembre en Bogotá, a una Asamblea Ciudadana por el Sí a la Paz y la Reconciliación en Colombia”.

Los diálogos que ha venido promoviendo el gobierno con las farc, en la Habana Cuba, para buscar la firma de un Acuerdo de Paz y de avanzar en la reconciliación en Colombia, se están haciendo en el marco de lo que obliga la Constitución Nacional. Los mismos son voluntarios y buscan poner fin a un inútil conflicto armado interno de más de 50 años.

Lograrlo no es tarea fácil, por las desconfianzas y desigualdades sociales que existen, pero de concretarse, permitiría hacia el futuro tener un país sin la guerrilla de las farc, y avanzar en la construcción de un país moderno y sin violencia.

Es apenas natural que algunas personas no estén acuerdo con el propósito de los mismos. El sentido común nos enseña que es mucho mejor tener ex guerrilleros hablando, que guerrilleros disparando o pensando en hacer otros actos de violencia.

En Colombia los gobernantes que han estado en los últimos 60 años, han fracasado en los diferentes ensayos de liquidar físicamente a las guerrillas. Es verdad que algunos guerrilleros están muertos, en las cárceles o han abandonado la actividad guerrillera, pero lo concreto y lo real, es que las guerrillas están ahí, vivitas y coleando, haciéndole daño al Estado, a la economía, al medio ambiente, a la población civil y a la democracia.

Me parece importante, que en el marco de la Constitución Nacional, el Presidente Santos haya optado por el camino del dialogo con las farc, para que abandonen la práctica de la violencia como forma de hacer política.

Lograrlo siempre necesitará la voluntad de dos: Gobierno y farc. Es posible que ambas partes aspiren al acuerdo ideal, lo mismo que algunas personas en Colombia. A todas ellas, les recuerdo que en la vida real no existe, ni ha existido el acuerdo ideal, ni siquiera en la relación de parejas. Los mismos se construyen con incertidumbres, desconfianzas y sin olvidar que cada persona tiene una historia, muchas veces marcada por los caminos de la vida que les ha tocado recorrer, tal como lo dice una canción popular colombiana.

Es apenas natural que dichos diálogos y acuerdos de paz, generen iniciativas polémicas como la del Ex Presidente Álvaro Uribe, de invitar a la resistencia civil contra los mismos.

En mi opinión, él como cualquier otra persona, esta en su derecho democrático de expresarse y por eso no tiene por qué ser descalificado o vilipendiado.

En tal sentido, creo que lo mejor para el presente y futuro de Colombia, sería un diálogo directo entre el Presidente Santos y el Ex Presidente Uribe, lo mismo que de éste ultimo con el jefe de las farc, tal como el señor Timochenko lo ha manifestado.

De mi parte, con las dudas o diferencias que pueda tener, continuaré trabajando en la creación de un proceso civil a favor de los Acuerdos de Paz y la reconciliación en Colombia. En esa perspectiva, le propongo a la población civil en sus diversas expresiones, que convoquemos de manera amplia para noviembre en Bogotá, a una Asamblea Ciudadana por el Sí a la Paz y la Reconciliación Nacional.

Ese fue el espíritu de la carta que dirigí el pasado 14 de abril a los integrantes de la Honorable Corte Constitucional, solicitándole que le de vía libre a la ley que permite convocar a un plebiscito nacional por el Sí o por el No a la paz.

Reitero que de aprobarse tal iniciativa, continuaré trabajando con otras personas, por el logro de más de 10 millones de votos por el Sí a los Acuerdos de Paz y la reconciliación en Colombia.

Con todo respeto, creo que a la iniciativa de la resistencia civil, debemos responderle con la voluntad de trabajar en la conformación de un proceso civil por el Sí a los Acuerdos de Paz, tal como ya lo hicieron en su momento Gandhi en la India y Mandela en Sudáfrica.

Fraternalmente,
ANGELINO GARZÓN

Ex Vicepresidente de Colombia

Anuncios

Ecuador Amigo, Colombia está Contigo

Carta abierta de Angelino Garzón
Santiago de Cali, abril 24 de 2016

“Ecuador Amigo, Colombia está Contigo”

 Bajo este lema, el día 2 de mayo a las 5 pm en el Hotel Spiwak de Cali y con la presencia del señor Embajador de la República de Ecuador en Colombia, Raúl Vallejo Corral, he convocado a diversos sectores de la sociedad civil de Cali y del Valle del Cauca para seguir promoviendo la solidaridad con el hermano pueblo de Ecuador.

Destaco, la respuesta positiva que han dado ya algunas personas y empresas como Evacol, Eternit, los empresarios de alimentos Noé Rodríguez y Juan Carlos Almanza lo mismo que Caracol Radio Cali bajo la gerencia del señor Carlos Bricker.

De mi parte y junto con mi esposa Montserrat Muñoz, de nuestros recursos pensionales, hemos tomado la decisión de aportar la suma de un millón de pesos que colocaremos en la cuenta abierta en el Banco de Occidente que para tal fin ha abierto la Embajada del Ecuador en Colombia.

He hablado con el señor Embajador de Colombia en Ecuador, Fernando Panesso Serna y le he manifestado que sería importante que el Gobierno de Colombia le aporte al gobierno de Ecuador toda la experiencia que tenemos con la reconstrucción del eje cafetero y que la embajada de Colombia como la Cancillería le den un tratamiento y atención integral directa a la comunidad de personas colombianas que habitan en la zona del desastre en el pacifico Ecuatoriano.

También me comuniqué con el señor Ramón Jesurún Franco presidente de la Federación Colombiana de Futbol y le sugerí que conjuntamente con la Federación Ecuatoriana de Futbol y los señores Presidentes de la República de Colombia y Ecuador, estudiaran la posibilidad de adelantar un partido de futbol entre las selecciones de Colombia y Ecuador, de solidaridad con los hermanos ecuatorianos. Tal partido de futbol se puede realizar en las ciudades de Quito o Cali y su taquilla destinarse a un fondo de solidaridad y reconstrucción de la zona del desastre, similar al Fondo para la Reconstrucción de la Región del Eje Cafetero (FOREC), que existió en Colombia. Dicha iniciativa ya se la manifesté al señor Embajador de Ecuador en Colombia y de Colombia en Ecuador.

Debo destacar que he encontrado, tanto en el señor Gobernador de Nariño Camilo Ernesto Romero Galeano como en el señor Alcalde de Cali Norman Maurice Armitage Cadavid, una gran aceptabilidad a las diversas iniciativas solidarias con el pueblo ecuatoriano. De hecho, el señor Gobernador de Nariño, casi de manera inmediata ha venido impulsando una gran campaña de solidaridad con el Ecuador.

Invito al gobierno nacional, a los empresarios, a los trabajadores y pensionados a que voluntariamente y más allá de las diferencias, trabajemos de manera conjunta y destinemos un día de salario o de nuestras mesadas pensionales para la solidaridad con Ecuador y así poder reafirmar el principio solidario, “De hoy por ti, mañana por mí”, y para que todos juntos podamos decir “Ecuador amigo, Colombia está contigo”.
Fraternalmente,

 

 Angelino Garzón

Ex vicepresidente de la República de Colombia

Solicitud Angelino Garzón a Corte Constitucional

 
Santiago de Cali, 14 de abril de 2016 Doctora

María Victoria Calle Correa
Presidenta Corte Constitucional de Colombia
Palacio de Justicia Calle 12 Número 7-65

Bogotá D.C.
Ref. Solicitud Respetuosa 
Respetada señora Presidenta,

ANGELINO GARZÓN, ciudadano colombiano, identificado con cédula de ciudadanía No.14.946.998, en mi calidad de Ex Integrante de la Asamblea Nacional Constituyente que promulgó la Constitución Política Nacional de 1991, de Ex Vicepresidente de la República en el período 2010-2014, me dirijo a usted y a todos los integrantes de esa importante corporación que usted preside, para que juntos como debe ser, hagamos realidad el cumplimiento del artículo 22 de la Constitución Política, que consagra la paz como un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento del conjunto de la población que habita en Colombia, tanto en la parte urbana como rural.

En esa perspectiva, considero que los diálogos de la Habana, Cuba., no obedecen a estrategias calculadas de la guerrilla de las farc o del Presidente Juan Manuel Santos, sino al espíritu de la Constitución que mandata a los gobernantes a promover una Colombia en paz y no en guerra, como absurdamente nos ha pasado en Colombia desde hace más de 50 años con el conflicto armado interno.

De modo que más allá de coincidir o no con el gobierno o con la guerrilla de las farc, de lo que se trata, es el de procurar vivir decentemente, en un país moderno, más democrático, sin guerrillas, tal como ya lo han hecho otros países y pueblos del mundo. Esa es por ejemplo la enseñanza de los países europeos donde a pesar de la muerte violenta de millones de personas y de numerosos casos de violación de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario con las guerras que han vivido, han logrado una política de diálogo social, de entendimiento, de reconciliación y ser referentes importantes de promoción y respeto integral de los derechos humanos.

En lo personal y a pesar de las desconfianzas, dudas y dificultades que existen, estoy respaldando que el Gobierno Nacional y la guerrilla de las farc, firmen en la Habana, en el año 2016, el acuerdo final de paz y de terminación del conflicto armado interno. Acuerdo que espero se haga con la guerrilla del eln, siempre y cuando ese grupo armado, tengan voluntad y decisión en su materialización.

Como dice el dicho popular, “Es mejor la paz que la guerra”. Pero para lograr esa paz, necesitamos meterle más pueblo, menos leyes y ser conscientes que es mejor tener guerrilleros hablando que disparando.

En ese propósito, la iniciativa del plebiscito aprobada por el Congreso de la República y que está para su estudio de constitucionalidad, puede contribuir bastante, si lo entendemos como una consulta ciudadana que busca fundamentalmente respaldar políticamente el camino de paz basado en el diálogo y la reconciliación. En tal sentido la gente estaría en libertad de salir a promover el sí o el no a esos acuerdos de paz, sin temor a ser descalificada o satanizada por ello.

De mi parte, independientemente del gobierno y de la guerrilla de las farc, continuaré trabajando a favor de los acuerdos de paz y para que más de 10 millones de personas se movilicen a votar por el sí a la paz. Lo hago, porque por principios democráticos estoy en contra de toda expresión violenta, macartista o discriminadora en la política. También, porque deseo que la guerrilla del eln firme un acuerdo final de paz y para que continuemos construyendo desde las regiones, entre ellas la del pacifico sur, un país sin guerrillas y sin la existencia de ningún grupo armado ilegal como el narcotráfico, los paramilitares, las bandas criminales o la delincuencia común.

Con todo respeto, creo que la decisión jurídica a favor de la iniciativa del plebiscito puede ser una gran oportunidad para decirle a los otros poderes del Estado, a las guerrillas, a los demás grupos armados ilegales, lo mismo que a la población en su conjunto, que la construcción y consolidación de un país en paz, presupone necesariamente la existencia de un país mejor, donde los pobres y las víctimas no sean vistos como el problema. El problema histórico en Colombia ha sido la injusta redistribución de la riqueza, lo mismo que la corrupción, los odios, la falta de mayor democracia y tolerancia política e ideológica.

Respetando su fuero interno, me permito manifestarles que si la corporación que usted preside declara inconstitucional la realización del plebiscito, sin ser su intención, puede terminar contribuyendo a crear una torre de Babel en los temas de paz, así como alargar los tiempos para la firma de los acuerdos finales de paz y reconciliación. 

Es verdad que la Constitución mandata al Presidente de la República para firmar unilateralmente acuerdos de paz, pero el sentido común y la democracia nos enseña que es mucho mejor procurar que la población se exprese libre y soberanamente, porque el logro de la paz no es patrimonio del gobierno, de las guerrillas, ni de ningún poder económico, político, religioso o social en particular, sino que es un derecho de la población. Entonces, estimulemos desde todas las instancias del Estado a que la gente del común decida en una abierta y democrática consulta popular si está por el sí o por el no a la paz. En otras palabras por el presente y el futuro de Colombia. 
Fraternalmente,
Angelino Garzón

Ex vicepresidente de la República de Colombia
Notificaciones: Las recibiré en mi correo electrónico angelino.garzon@gmail.com o en mi domicilio Avenida Colombia 1-72 Oeste edificio Alférez Real, Cali.
  

 
  
 

Intervención de Angelino GarzónEncuentro Nacional “Vamos Juntos por el Sí a la Paz”

Intervención de Angelino GarzónEncuentro Nacional “Vamos Juntos por el Sí a la Paz”
Cali, Febrero 26 de 2016

Amigos y amigas,
Compañeros y compañeras:
Agradezco su presencia en este Encuentro que tiene por lema “Vamos juntos por el sí a la paz”. Esta reunión es una expresión de unidad en la diversidad porque la paz es coincidente con el derecho a ser diferentes y porque permite que, aún siendo distintos, podamos trabajar todos por un país más democrático, mejor, incluyente y más equitativo socialmente.
Todas las personas aquí presentes tenemos en común que queremos un país en paz, sin guerrillas, sin grupos armados ilegales, sin narcotráfico y sin bandas criminales. Estamos convencidos que en la Colombia de hoy es mejor tener guerrilleros hablando que disparando.
Nuestro propósito debe estar dirigido a lograr que en La Habana, Cuba, tanto el gobierno nacional como las farc, tomen la decisión de firmar un acuerdo de paz realista, sin temores a las dudas, a las incomprensiones o a los sueños de algunas personas de persistir en el camino equivocado e improductivo de la guerra.
Ese acuerdo, sea cual sea, con sus aciertos y desaciertos, debemos respaldarlo ampliamente a nivel nacional mediante una consulta popular que se exprese en más de 10 millones de votos en todo el país.
El presente y futuro de Colombia no puede estar prisionero de los partidarios del NO a la paz o de que este proceso fracase para bien de los que han hecho del conflicto armado colombiano una manera de justificar supuestas victorias militares que nunca llegan, menos el triunfo militar de ideales revolucionarios que hace mucho rato perdieron su rumbo o la negación de mayor democracia a nivel local, regional o nacional, so pretexto del conflicto armado interno.
Definitivamente, la guerra es un gran negocio del que se han lucrado económica y políticamente algunas personas, mientras que la paz es presente y futuro para la vida y la democracia.
Estoy seguro que en la mesa de diálogo de La Habana, tanto los voceros delas farc como del gobierno nacional, superarán las dificultades que se han presentado en los últimos días entre constituyente y plebiscito.
Al final de cuentas primará el sentido común, es decir, la firma de un acuerdo de paz en el año 2016 y que, en medio de las diferencias, encontrarán los mecanismos para ser respaldado política y socialmente a nivel nacional.
Ese mismo espíritu de diálogo, de reconciliación, de una Colombia sin guerrillas, sin conflicto armado interno y sin violencia, esperamos que prime en la guerrilla del eln a fin de que cesen todas sus acciones violentas, liberen a las personas secuestradas e inicien un proceso de diálogo con el gobierno nacional.
En la perspectiva de que “Vamos juntos por el sí a la paz”, les invito para que en esta reunión analicemos la posibilidad de convocar para el próximo mes de julio a una reunión nacional amplia, en la ciudad de Cali, bajo el lema “la ciudadanía tiene el deber y el derecho de contribuir a la paz de Colombia”. La idea es que a dicha reunión lleguen jóvenes, mujeres, adultos mayores, afros, indígenas, campesinos, población lgtbi y servidores públicos, entre otros, que nos permita hacer del camino de la paz una vía que nos conduzca a un país seguro, respetuoso de la diversidad, más educado, equitativo y sin violencia.
Al agradecer los diversos saludos de entidades internacionales que nos han llegado, también, en esta reunión, debemos analizar la manera de contribuir a la iniciativa un diálogo sur-sur, en Cartagena en abril de 2017, entre países con experiencia de paz, a fin de no cometer errores que nos devuelvan a la épocas propia de sociedades bárbaras, donde las diferencias y los conflictos se resuelven eliminando físicamente a los contrarios.
Precisamente, como antesala a esta reunión, se presentaron los hechos lamentables en el corregimiento de El Conejo, en el departamento de la Guajira: Coincido con las personas que señalan que los dirigentes de las farc se equivocaron al pretender hacer política con hombres de las farc armados.

Afortunadamente, con la mediación de los gobiernos de Noruega y Cuba, parece que ya se superó este obstáculo en los diálogos de paz.
Siendo realistas, lo del Conejo es una “pendejadita” con relación a los asesinatos, secuestros, masacres, desapariciones, desplazamiento forzado, usurpación de tierras, muerte de niños y niñas por desnutrición en la Guajira, lo mismo que la liquidación a sangre y fuego del partido de izquierda UP, de una buena parte del sindicalismo en Colombia, de organizaciones de Derechos Humanos o muchos hechos de corrupción administrativa a nivel nacional o regional.
La búsqueda de la paz presupone generosidad, espíritu de reconciliación, perdón, porque con odios y venganzas no vamos a resucitar a los muertos y menos a las personas desaparecidas.
Les invito a que más allá de las críticas que tengamos al gobierno nacional, a la guerrilla de las farc y del eln, trabajemos juntos por el sí a la paz, por un presente y futuro seguro para Colombia, a nivel local y regional y para que la violencia como el conflicto armado interno se conviertan en una leyenda del pasado que nunca más debe volver a repetirse en nuestro país.

Saludos y éxitos

Llamamiento “Declaración Final” Encuentro Nacional “Vamos Juntos por el Sí a La Paz”

DECLARACIÓN DEL ENCUENTRO NACIONAL POR LA PAZ, CALI, 26 DE FEBRERO DE 2016

 LA PAZ ES DE TODOS

Diga sí a la paz

 La paz es un anhelo de todos los colombianos, es una necesidad de la vida, es el más preciado instrumento de trabajo para construir un camino donde todos, hombres, mujeres, jóvenes y niños, transitemos hacia una sociedad que valore el talento, la creatividad, la voluntad de servicio, el trabajo colectivo, la solidaridad.

      La paz es el camino hacia una sociedad orgullosa de su territorio, protectora de sus ríos y de sus páramos, cuidadosa en el uso de sus riquezas e inmensos recursos naturales; elevados valores del espíritu con los cuales es posible avanzar hacia la equidad y conquistar altivos escenarios de diálogo, de cooperación y de proyectos comunes con otras naciones. 

    El siglo XX nuestro, como nación y como pueblo, fue oscurecido por la devastación, las masacres, los desalojos de comunidades, los desplazamientos forzosos, las desapariciones, la destrucción de pueblos y los asesinatos selectivos. Hoy, después de esos funestos años de horror, de dolor acumulado, de odio y de pesadumbre; después de ese larguísimo imperio del miedo, llegó la hora de unirnos para que la puerta que se abre para la paz en este siglo XXI, no la cierre nadie. Que ningún espíritu avieso, con ambiciones sombrías, crea que podrá detener la marcha de los colombianos tras la construcción de su futuro.

    El acuerdo de cese de hostilidades conducente a la reconciliación, a la participación en política en el marco de la institucionalidad y al inicio de un proceso dirigido a la paz, pese a que es con un solo actor del conflicto, la guerrilla de las FARC, es tal vez el paso más decisivo y más esperanzador de la voluntad política del Estado con esa organización insurgente. Voluntad que anhelamos sea lo suficientemente persistente para encontrar senderos de diálogo y reconciliación con el ELN, esa otra organización armada indispensable en el proceso de diálogo, para que el espacio que hoy construimos los colombianos, sea seguro y menos vulnerable.

    Lamentablemente, el poderoso negocio del narcotráfico, que alimenta, fortalece y beneficia a las bandas criminales, junto a la profunda corrupción administrativa del Estado y lo que será la compleja reinserción de esos hombres y mujeres que estuvieron en la guerra, impone variables sociales, políticas y económicas que harán del proceso de paz un derrotero quizá más difícil que la guerra que termina con ese grupo armado.

      El Sí a los acuerdos es la manifestación de una sociedad que enfrenta de forma pacífica y democrática las causas y los orígenes de los enormes conflictos y tensiones sociales que han agobiado a la nación colombiana. Es la expresión valerosa de un pueblo que dice basta a cualquier forma de expresión violenta.

      Esto significa que La Paz no es un monopolio de las partes en conflicto, es un derecho que se conquista con abnegación y arduas jornadas de lucha; pero también es el deber de una ciudadanía activa, consciente e informada, que se enaltece en el respeto a las diferencias culturales, de etnia, de género, de religión, de pensamiento y de visiones de mundo.

      Queremos una Colombia sin ejércitos irregulares y bandas de la muerte imponiendo el terror en campos y ciudades. No importa con qué credo, ideología o ambiciones, los agentes de la muerte se enfrenten entre sí y se disputen el control de territorios, el espíritu de la guerra es la muerte del espíritu. Los colombianos no queremos seguir entregando a nuestros hijos a ese desvarío militarista donde pierden ellos y ganan los poderosos negociantes de la guerra.

     Por eso es prioritario forjar un Sí contundente a la paz, volcarnos a las calles en las grandes ciudades, en pueblos y veredas. Persuadir a nuestros más allegados, parientes, amigos y amigas, sobre la importancia que tiene para la vida de nosotros y de nuestros hijos, ratificar este acuerdo entre el gobierno y las FARC a través de una consulta popular, que cierre por lo menos una parte del itinerario funesto de la violencia, para que, efectivamente, pongamos en marcha ese proceso de paz que apenas se inicia, no solo con la firma del Acuerdo, sino con las múltiples acciones ciudadanas futuras y un necesario consenso nacional en torno a este hecho histórico.

    La Colombia que queremos debe estar edificada en la confianza y en la solidaridad: Confianza en las instituciones públicas y privadas, confianza en que los recursos para el desarrollo y el progreso lleguen a sus lugares de destino y confianza en las comunidades, en sus liderazgos naturales y en sus procesos de participación.

    Decimos Sí a la paz, para una Colombia solidaria, que comprende la dificultad, que tiene la fuerza para vencer el egoísmo y enfrentar la adversidad de modo colectivo, y lo que es más importante, Sí a la paz, para una Colombia que posee el vigor para abordar nuevos retos y asumir conflictos de mayor calidad al servicio de la vida.

    La paz es de todos, es un derecho y un deber que debemos ejercitar a diario, en la escuela, en el barrio, en la ciudad; es una conducta para hacer casa, para hacer cultura, para hacer Estado y para hacer nación. La paz es ahora. Su decisión cuenta: Vamos Juntos por el Sí a la Paz.

 

Plan de Acción: Encuentro Nacional “Vamos Juntos por el Sí a La Paz”

Vamos Juntos por el Sí a la Paz

Una Hoja de Ruta (Plan de Acción)

(Santiago de Cali, Febrero 26 de 2016)

1. “Voto PazCifico”. Marzo de 2016. Iniciativa impulsada por “Nuestra Alianza Pacífico” de Gobernadores y Alcaldes de los departamentos de Chocó, Valle, Cauca y Nariño.

2. “Jornada de Educación y Desarme”. Marzo 12 de 2016 en Alto Meléndez sector las Minas. Iniciativa Fundación los del Camino.

3. “Cumbres de Paz”. Marzo 17 de 2016 en Corinto; Marzo 18 de 2016 en Florida – Iniciativa conjunta de Alcaldes de los Municipios del Norte del Cauca y la Universidad Libre.

4. “Montes de María Firma la Paz”. Marzo 15 de 2016 – Iniciativa Espacio Regional Comunicación de Paz en los Montes de María.

5. “Marcha por la Paz”. Marzo-Abril de 2016, Iniciativa Fundación Protección Héroes de la Patria (lanzamiento a mediados de marzo)

6. “Cátedra de la Paz”. Abril 1º de 2016, Iniciativa de la Escuela de Aviación y Universidad del Valle.

7. “Foro Comisión de la Verdad: Qué tiene que aportar la sociedad civil y las víctimas de Montes de María a la Comisión de la Verdad”. Abril 1º de 2016 – Iniciativa Espacio Regional Comunicación de Paz en los Montes de María con la participación del Juez Baltasar Garzón.

8. “Conversatorio preparatorio para los Compromisos de la Banca para el Postacuerdo”. Abril 6 en Cali – Iniciativa impulsada por Unión Nacional de Empleados Bancarios – UNEB.

9. “Diálogo Social: La Paz Necesita una Economía Solidaria y Fortalecimiento del sector Mipyme ”. Abril 14 de 2016 – Iniciativa impulsada por la Red de Organizaciones de Economía Solidaria y Universidad Nacional.

10. “Compromisos de la Banca para el Postacuerdo”. Mayo 19 y 20 de Mayo de 2016 en el G12. Iniciativa impulsada por la UNEB.

11. “ Conversatorio por la Paz”. Mayo 31 de 2016 Convoca UNEB

12. “Iniciativas Juveniles de Paz”. Junio de 2016 – Iniciativa impulsada por Nuestra Red de Bugalagrande

13. “La ciudadanía tiene el derecho y el deber de contribuir a la paz en Colombia”. Julio 16 y 17 de 2016 en Cali – Iniciativa de Vamos Juntos por el Si a la Paz.

14. “Día Nacional de los Sueños”. Junio 2016 en Sevilla (Valle) – Iniciativa impulsada por Fundación Comando de los Sueños.

15. “Diálogo Sur – Sur”. Abril de 2017 en Cartagena de Indias – Iniciativa del Consejo de Cooperación S u r – S u r para el Desarrollo Sustentable – CCSS (Cartagena) y Fundación para la Asesoría a Programas de Salud y Desarrollo Social – Fundaps (Cali).

16. “Espacios de diálogo, intercambio y construcción de Paz” – Iniciativa de la Fundación todos por la Paz

17. “Foro por la Paz”. Tierra Alta –  Iniciativa impulsada por Asesoría de Paz de Tierra Alta

Enviar información de estas y otras iniciativas al correo:

vamosjuntosporelsialapaz@gmail.com

Documento preparado por Comisión Plan de Acción

• Haydé Agudelo
• David Colonia

• Patricia García

• Oscar Gutiérrez

• Johan Andrés Osorio

• Lyda Pachón

• Francisco Prada

• John Harold Suarez

• Sandra Torres

• Nelly María (Edil Comuna 19)

Mensaje de Ivonne A-Baki Embajadora de Buena Voluntad por la Paz

Estimado Dr. Angelino Garzón,

Es un placer para mi ver la posibilidad de una Paz verdadera por fin en Colombia. Felicitaciones por todo el gran trabajo que están desempeñando para conseguir algo tan difícil de conseguir en estos tiempos de conflictos y divisiones en el que vive el mundo actual.

 La destrucción y la violencia son opciones fáciles pero volver a construir, a restablecer vínculos, a reformar es un camino arduo y largo que exige un gran compromiso y un gran Amor.

 Por haber vivido la guerra del Medio Oriente en Líbano durante casi 20 años, sé como la guerra destruye el ser humano y el alma de toda una nación. Es por esa razón que siempre he perseguido asiduamente la Paz.

Fui parte de las negociaciones entre Ecuador y Perú y en 1998 logramos firmar la Paz después de muchas décadas de conflicto.

 Estoy segura que con “Sí por la Paz” que usted lidera y la “Cooperación Sur Sur” de nuestro amigo en común, Viktor Sebek, daremos un ejemplo al mundo entero que la Paz no es una opción sino un derecho humano y una obligación de nosotros hacia nuestros pueblos.

La peor forma de violencia es la pobreza. Tenemos que superarla en nuestra región con justicia y educación para todos.

 Mis mejores deseos de éxito siempre por la Paz y la Justicia.

Sinceramente,
Ivonne A-Baki

Embajadora de Buena Voluntad por la Paz

UNESCO

Reunión Nacional, Vamos Juntos por el Sí a la Paz

Carta Abierta de Angelino Garzón

REUNIÓN NACIONAL  VAMOS JUNTOS POR EL SÍ A LA PAZ

CALI, 26 de FEBRERO DE 2016

Con el lema “Vamos juntos por el sí a la Paz”, estoy invitando a una reunión amplia para el próximo 26 de febrero en la ciudad de Cali de 3 a 8 pm en el gran salón del Hotel Spiwak, ubicado en el Centro Comercial Chipichape.

El propósito es que desde la diversidad política, social, empresarial e institucional, nos reunamos las personas que valoramos los diálogos y acuerdos de los voceros del Gobierno Nacional y los de la guerrila de las farc  en la Habana, Cuba, para solicitar que el próximo 23 de marzo los firmen.

También para que el 26 de febrero, nos reunamos los que consideramos que el plebiscito aprobado por el Congreso de la República, es  una figura política que permite meterle pueblo a la búsqueda de la paz en Colombia y de tener un país sin guerrillas, con más democracia, equidad social, sin conflicto armado interno y de esa manera combatir con  más eficacia la existencia de otros grupos armados ilegales en Colombia, entre ellos el narcotráfico, como también los índices de pobreza  y de miseria.

En la reunión del 26 de febrero, bajo la figura, “Vamos juntos por el sí a la paz”, lo que se pretende  es que  desde la región pacifico – sur conformada por once  departamentos, de manera unitaria, contribuyamos a que el sí por la paz, gane  con más de 10 millones de votos y  que se convierta en un mandato de la ciudadanía en favor de un país en paz.

Cada persona llegará de manera libre y voluntaria a la reunión del 26 de febrero y por sus propios medios. Hasta el momento han manifestado interés en asistir entre otras, personas: Raúl Delgado actual gobernador de Nariño, Camilo Romero gobernador electo de Nariño, Sorrel Aroca, Gobernadora electa del Putumayo, Oscar Rodrigo Ocampo Hurtado gobernador electo del Cauca, Pedro Vicente Obando alcalde electo de Pasto, Jhon Harold Suarez alcalde de Buga, Guillermo Rivera director de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Simón Gaviria director de Planeación Nacional, Julio Roberto Gómez presidente de la CGT, Jhon Jairo Díaz presidente de la Asociación Nacional de Pensionados del ISS, Héctor Fabio Cuellar presidente del Comité de Cafeteros del Valle del Cauca, los intelectuales Pedro Alcatara Herran y Julián  Malatesta,  Rooserberth Pabón ex dirigente del m-19, Maria Isabel Larrarte ex candidata a la alcaldía de Cali, Francisco Diez de la universidad de Notre dame de Francia, Omar Murillo actor de televisión, los ex gobernadores Francisco Lourido del Valle de Cauca, Eduardo Zuñiga de Nariño y Tesmístocles Ortega del Cauca;  Clara López Obregón presidenta del Polo Democrático, Carlos Ramón González secretario general del Partido Verde, lo mismo que varios  dirigentes sociales, políticos, empresariales y comunicacionales de la región pacifico sur y de otras partes del país.

Amigas y amigos: como es mejor la paz que la guerra, los esperamos en Cali, en la reunión del 26 de febrero, para que juntos contribuyamos a construir de manera amplia una red de gente por el sí a la paz y para que el próximo 23 de marzo se firme el acuerdo en la Habana-Cuba que permita poner fin al antiguo e ineficaz conflicto armado interno en Colombia.

Fraternalmente,

Angelino Garzón

Ex Vicepresidente de la República de Colombia

Angelino Garzón y sus cinco apuestas por Cali

La gente tiene derecho a vivir dignamente, no a la violencia, promoción y defensa de los derechos humanos, no compramos ni vendemos votos, lucha contra la corrupción y defensa de lo público y una Cali para todos y todas como una ciudad que respeta la diferencia, son algunos de los principios que defiende Angelino Garzón.El aspirante a la Alcaldía de Cali por el Partido de la U añadió que tendrá en cuenta la opinión de los caleños y promoverá una ciudad amable, cultural, deportiva y verde, como un eje de desarrollo económico.

1. Una política por el agua

Para el candidato por el Partido de la U, “es una vergüenza que Cali esté con problemas por agua, una ciudad de siete ríos”.

Afirmó que “el gerente de Emcali tenía el deber de prever esta situación (la intensa sequía que ha obligado a la empresa realizar restricciones del servicio en 6 de las 22 comunas de Cali, en la ladera, el norte, y parte del oeste y del centro).

Propone crear, un plan integral del manejo del agua y establecer los planes de manejo de las cuencas. “Cali tiene el derecho a tener una política integral de agua y sobre todo una política a mediano y largo plazo”, añadió Garzón.

“Todo lo que deforesta los Farallones y las reservas naturales, la minería legal y la ilegal están contaminando muchas fuentes de agua. El derecho a la vida está muy ligado al derecho al agua potable. Es una vergüenza que el tema forestal y del agua en Cali estén supeditados a intereses particulares”.

2. ‘Cobro si hay megaobras’

Garzón se comprometió a que no cobrará la contribución de valorización con la cual, los caleños financian parte de las megaobras hasta tanto los trabajos estén culminados.

“Después de que yo sea elegido alcalde de Cali y que haya nombrado al secretario de Hacienda, al tesorero o tesorera de la ciudad y a la secretaria o secretario de Infraestructura se revisará cuál es la situación financiera”, dijo Garzón.

“El principio es el siguiente: donde la gente ya pagó, el Estado tiene el deber de hacer las obras porque el Estado no puede ser un Estado estafador. Si el Estado acordó un impuesto para hacer las obras, pues tiene que hacerlas; es el principio básico con la ciudadanía. Si hay dineros que no se ejecutaron se adicionan al presupuesto del municipio”.

3. Gerente para Emcali

“Si soy elegido como alcalde de Cali voy a nombrar a un profesional de Emcali en la gerencia, con experiencia y conocimiento. Los gerentes de Acueducto, Energía y Telecomunicaciones también serán profesionales de Emcali. No voy a traer gente de afuera”.

4. Diálogo por el MÍO

“Vamos a procurar el diálogo directo encabeza mía con delegados del transporte del MÍO, el tradicional, ladera para buscar una solución integral. Aquí se trata de ayudarnos”. Señaló que se deben analizar las implicaciones sociales que trae la salida del transporte tradicional, tanto para conductores como para transportadores por el desempleo que se genera y para la misma comunidad.

Así mismo, dijo que “los del MÍO (operadores) deben cumplir con sus obligaciones de prestar el servicio de transporte a la ciudadanía. Son incumplidos. Mencionó que respalda una tarifa preferencial dirigida a estudiantes, adultos mayores y a personas con discapacidad.

5. Una red contra la violencia

Promover, con la colaboración de los diversos sectores de la población, autoridades civiles, militares y de Policía, la red de voluntarios y voluntarias ‘Cero tolerancia con la discriminación y la violencia contra niños, niñas, jóvenes, mujeres, adultos mayores es una de las iniciativas de

Angelino Garzón dentro de la apuesta por una ‘Cali, ciudad segura y sin violencia’.

También propone una red de seguridad móvil con el apoyo de transportadores públicos como los taxistas para denunciar casos de delincuencia, como robos.

Además, promoverá la inclusión y creará la secretaría de la Mujer, así como jalonará políticas públicas en favor de las personas con discapacidad, afrodescendientes y para fomentar la libertad religiosa.

A su vez tiene en mente respaldar la creación en la Alcaldía de un comité institucional de contratación pública contra la corrupción.

Foto por: EL TIEMPO

Artículo: http://app.eltiempo.com/colombia/cali/angelino-garz-n-y-sus-cinco-apuestas-por-cali-/16331417

Carta Abierta Angelino Garzón “Tanto va el cántaro a la fuente, hasta que finalmente se rompe”

Carta abierta de Angelino Garzón

Cali, julio 8 de 2015

“Tanto va el cántaro a la fuente, hasta que al final se rompe”

El señor Ramiro Bejarano tiene todo el derecho de seguir opinando pero no a ofender llamándome inepto y diletante. Tampoco tiene derecho a calumniarme, señalándome de corrupto y menos a meterse con mi esposa Montserrat, mujer noble, solidaria y sincera, que ha sido mi compañera por muchos años en las buenas o en las malas.

En la vida no recuerdo haber cruzado palabras de manera directa con el señor Bejarano por más de un minuto, y mi esposa jamás lo ha hecho.

Reconozco que cuando fui Gobernador del Valle del Cauca, me tocó responderle pacientemente sus numerosos derechos de petición, por el único motivo de no reconocer pagos exagerados de intereses por una carretera doble calzada Cali- Candelaria que nunca se construyó. Él actuaba en ese entonces como abogado al servicio del señor Santiago Pardo, quien siempre pretendió un pago mayor, al que finalmente me obligó la Corte Constitucional en diciembre de 2007, por una carretera contratada en 1994 pero que como es de conocimiento público, nunca se construyó.

El derecho a la libertad de expresión no le da derecho a ninguna persona en el mundo entero a calumniar o atentar contra la honra de las personas. En tal sentido, he tomado la decisión de darle poder a la abogada liberal Elizabeth Padilla, de Cali, para que demande al señor Ramiro Bejarano por calumnia y daño a mi honor personal.

En Colombia, a pesar de los cargos de responsabilidad social, política y estatal que hasta el momento he tenido, ninguna persona, mirándome a los ojos me puede acusar que le he robado un peso y menos al Estado. Por eso, los controles e investigaciones que constitucionalmente me han realizado han concluido que he actuado conforme a la ley.

Por otra parte, me duele que una persona que es ejemplo de reconciliación e integración como León Valencia, quien en el pasado fue un líder guerrillero y que en esa condición, junto con otras personas trabajó por la paz, hoy me esté satanizando o descalificando públicamente por el único hecho de sostener una relación política con el senador vallecaucano, Roy Barreras, copresidente del partido de la U, que es el partido del gobierno, o, porque defiendo el derecho de la doctora Dilian Francisca Toro al debido proceso dentro de una política integral de Derechos Humanos.

Con todo respeto, manifiesto que prefiero no ser elegido alcalde de Cali, el próximo 25 de octubre, antes que renunciar a la defensa integral de los derechos humanos o al derecho de las personas a pensar diferente.

No estoy dispuesto a heredar odios o conflictos de otras personas. El que vote por mí, debe saber de antemano que si soy elegido alcalde de Cali, tanto el partido de la U, sus dirigentes y militantes, lo mismo que todos los partidos, organismos sociales y gremiales, tendrán en Angelino un punto de apoyo para que las personas que están dispuestas a no vivir prisioneras del pasado, puedan contribuir a la construcción de un futuro de perdón, reconciliación y paz, sin temor a ser señalados, perseguidos o discriminados.

Fraternalmente,

Angelino Garzón

Carta Abierta Angelino Garzón 8 de Julio_1Carta Abierta Angelino Garzón_8 de Julio_2

Ex vicepresidente de Colombia