“En la democracia los derechos y deberes del uno son los derechos y deberes del otro”.

Carta abierta de Angelino Garzón

Cali, junio 16 de 2015

“En la democracia los derechos y deberes del uno son los derechos y deberes del otro”.

Lo normal en la democracia es que la gente tiene derecho a expresar dudas o críticas a los gobernantes, a los candidatos y candidatas a cargos de elección popular o a cualquier persona del sector público o privado. Lo anterior no le da derecho a calumniar, insultar o agredir verbal o físicamente a los contradictores. En la democracia, los derechos y deberes del uno son los derechos y deberes del otro.

En todo país democrático es esencial la defensa y respeto de los derechos humanos. De los mismos hace parte de manera integral la libertad de expresión, el derecho de toda persona al debido proceso para la defensa de sus libertades individuales, de su honra y el honor. También hace parte de los derechos humanos la lucha contra la corrupción y la defensa de lo público.

En tal sentido, es apenas natural que una persona que está siendo acusada de un delito pueda demostrar su inocencia ante los organismos judiciales del Estado o que quien ha reconocido públicamente un delito o ha pagado una condena por haberlo cometido, no la sigamos condenando, satanizando o discriminando de por vida. Si hablamos de paz, es porque creemos en hechos de paz, en el perdón y la reconciliación como forma de acabar la violencia, de reparar a sus víctimas, de acabar la ley de la selva o la justicia por las propias manos.

Lo mismo pasa en la lucha contra la corrupción y por la defensa de lo público. Muchas veces se favorece más a los corruptos que a servidores públicos que han hecho de la lucha contra la corrupción y la defensa de lo público un propósito de vida y una defensa de los derechos humanos.

Es una ironía que en Colombia algunas personas que hablan de paz, de derechos humanos y de la necesidad de un nuevo país, a veces han terminado haciendo más daño con la lengua o con la pluma, que los ilegales con las armas.

Mi madre que fue una humilde vendedora de la galería Alameda en Cali, me enseñó que los seres humanos tenemos que ser agradecidos con todas las personas que nos han colaborado en la vida, que no debemos heredar odios o conflictos de otros y que las personas que recurren al sectarismo, al chisme y a los embustes lo mejor es ignorarlas.

En la democracia, lo que cuenta es la gente, el respeto a la diferencia, la verdad, la inclusión, la no discriminación, la equidad social y no los vividores del Estado.

Estas son mis opiniones públicas y si alguien no las comparte, está en todo su derecho. Mi deber es respetarlas, lo mismo que su derecho a no votar por Angelino en caso de ser oficialmente inscrito por el partido de la U como candidato a la Alcaldía de Cali, porque como dice la canción Mexicana, “No soy monedita de oro para caerle bien a todos”.

Como considero que con los engaños y las mentiras no se puede sostener indefinidamente las ilusiones de las personas o pretender imponer candidatos para que nos gobiernen como sucedía en el pasado, he tomado la decisión que el día 19 de octubre, informaré públicamente que personas serán los responsables de los principales cargos en el gobierno de Cali en caso de que llegue a ganar las elecciones del próximo 25 de octubre.

Fraternalmente,

Angelino Garzón

Captura de pantalla 2015-06-16 a las 1.21.08 a.m. Captura de pantalla 2015-06-16 a las 1.21.17 a.m.

Carta Angelino Garzón al Ministro del Trabajo Luis Eduardo Garzón: Caso Cierre Planta Chiclets Adams en Cali

Santiago de Cali, 03 de junio de 2015

Señor

Luis Eduardo Garzón

Ministro del Trabajo

Carrera 14 No. 99-33

Bogotá D.C.

Apreciado Señor Ministro:

De manera atenta y cordial, me dirijo a usted, para solicitarle de manera respetuosa su intervención en defensa de los derechos laborales de 539 trabajadores de la empresa MODELEZ COLOMBIA S.A.S., conocida como Chicles Adams, dentro del trámite de autorización de despido colectivo, que adelanta la Dirección Territorial del Ministerio del Valle del Cauca, a solicitud de la propia Empresa. Me preocupan los procedimientos que viene adelantando la Multinacional mediante mecanismos de presión psicológica a los trabajadores, por fuera del mismo trámite solicitado ante la autoridad competente.

Es así que siete días después de radicada la solicitud de despido, el 26 de mayo de 2015, el Abogado Apoderado de la Empresa radicó un escrito ante la Oficina Territorial anunciando que “a la fecha 282 contratos de trabajo han terminado por mutuo acuerdo, lo cual hace procedente dar alcance a la solicitud inicial, en el sentido de aclarar que ya no versa sobre 539 contratos de trabajo, sino sobre 257 contratos de trabajo”. Considero que el Ministerio a su cargo debe estudiar este procedimiento, donde inicialmente se solicita autorización del Ministerio y a renglón seguido se presiona a los trabajadores con una carta donde se les dice que si no firman en tres días pierden el beneficio que les ofrecieron de una indemnización adicional a la establecida en el Código Laboral.

He recibido información del sindicato que agrupa a estos trabajadores, que 92 de ellos padecen actualmente enfermedades laborales calificadas por los médicos como profesionales y generales que les dificultará en caso de concretarse el despido encontrar un trabajo en otra empresa. Hay 12 mujeres cabezas de hogar, también existen aproximadamente 245 hijos menores de edad de los trabajadores que posiblemente quedaran sin estudio si sus padres son despedidos de sus trabajos. La empresa ha anunciado al ministerio en el punto quinto de su solicitud, que existen 14 pensionados a cargo de la empresa a los cuales se les garantizará su pensión que es un derecho que está en la ley, pero no ha planteado ninguna propuesta para los trabajadores que llevan más de 15 años laborando al servicio de la empresa que tienen más de 50 años de edad y a los cuales no les será fácil obtener un nuevo empleo, con mayor razón si se encuentran con alguna enfermedad general o profesional. Por todo lo anterior es que me parece urgente su intervención a fin de proteger el derecho al empleo de los trabajadores.

Cordialmente,

Angelino Garzón

Ex vicepresidente de la República de Colombia

Copia:

Dr. Camilo Reyes Rodríguez Director Ejecutivo Cámara Colombo Americana

Dr. Esteban Piedrahita Uribe Presidente de la Cámara de Comercio de Cali

Sr. Luis Alejandro Pedraza Becerra Presidente de la CUT

Sr. Luis Miguel Morantes Alfonso Presidente de la CTC

Sr. Julio Roberto Gómez Esguerra Presidente de la CGT

Sr.  Arley Marmolejo Presidente SINTRA CADBURY ADAMS

Sres. Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales AFL-CIO

Documento Original Firmado (Ver archivos adjuntos)

Oficio Ministro del Trabajo 1 Oficio Ministro del Trabajo 2